Sobre «La raza chilena» de Pablo Paredes

Pablo Paredes en La raza chilena (Editorial MAGO, 2012) presenta una visión contemporánea de ese «ser chileno» que tanto suele interesarnos. Tras la conmemoración del Bicentenario, diversas publicaciones volcaron la vista hacia lo más representativo de nuestra identidad. Pero, sin duda alguna, muy pocas realizan esta reflexión desde la poesía, en un diálogo directo –y a la vez sutil– con la obra a partir de la cual recoge su nombre: Raza chilena, de Nicolás Palacios.

La raza chilena de Paredes funciona como una respuesta a la publicación de Palacios, texto que vio la luz en 1904 y que defendía el origen de nuestra raza a partir del vínculo entre conquistadores y los valientes araucanos. Pablo Paredes responde a este nacionalismo a través de la poesía que, junto con los demás géneros literarios, es desdeñada por Palacios, como se muestra en el epígrafe que seleccionó el poeta para anteceder a sus primeros versos:

 El roto chileno es, pues, Araucano-Gótico. Hacer la demostración antropométrica y etnográfica de este aserto, no es de una carta pero si se formara polémica sobre este tema, como sobre cualquiera de las afirmaciones que pueda hacer más adelante, estoy listo a probarlo. Sólo exigiré en el contendor una preparación científica suficiente, pues estas materias no pueden tratarse con declamaciones ni con el mero auxilio de la literatura.

Cada uno de los poemas que conforman La raza chilena define nuestra identidad desde la experiencia individual de sus hablantes. Actúa, además, como una desmitificación del sentimiento nacionalista que tiene como antecedente la obra de Nicolás Palacios y que persiste hasta la actualidad. Sólo por mencionar un ejemplo, en «El nombre de Chile» el hablante se dirige a nuestro país:

Chile no significa nada.

Nosotros no significamos nada para Chile.

por eso te nominaré así,

y si existe otro Chile antes de ti,

te dejaré igual este nombre

para que te llames Chile como llamándote Pablo

y te gires en la calle cuando llamen a alguien que no eres tú.

En La raza chilena encontraremos un territorio nacional que se define como tal en relación con las otras naciones y que, además, se conformó mediante una lucha entre dos razas:

Y vino una mano blanca a hacerme cariño y contraste

y mordí la mano que me dio de amor

porque hay una rabia de las caras y los apellidos

porque este valsecito peruano es la venganza

porque cantaría una canción 17 años seguidos hasta que fuese canción nacional.

La nuestra es una raza difusa, que se fue gestando con el paso del tiempo, el peso de la Historia. La lucha de los indígenas por su territorio, los intentos de los españoles por hacer patria. También se nos habla de una Europa que «nos cae encima», como escribe Paredes en uno de sus versos: «Quiere lijarnos los rostros / sin saber que no tenemos rostros, / que somos el ruido que altera las cañas». Pero nosotros no desechamos nada, sino que recibimos y deformamos todo aquello que viene de afuera.

Motivos como los que se mencionaron son los que están presentes en este poemario que próximamente publicará Editorial MAGO, reafirmando, una vez más, su compromiso con la poesía chilena.

1 comentario sobre Sobre «La raza chilena» de Pablo Paredes

  1. Pingback: Raza chilena | Info007cleanin

Agregar un comentario


  • Título:

  • Autor:

  • ISBN:

  • Precio:

    $

  • Stock:



MAGO Editores Merced Nº 22 Of. 403, Plaza Italia, Santiago, Chile | Tel/ Fax: (56-2) 26645523 – 26386605 | Correo electrónico: prensa@magoeditores.cl