Reseña «Por las calles del mundo», Poli Délano

Por Luis San Martín, www.loqueleimos.com

The answer, my friend, is blowing in the wind.

 

Neruda le dio el pseudónimo de “Poli” a Enrique Délano debido a que éste, cuando nació, lucía como un recién nacido demasiado repuesto, haciendo directa alusión al cíclope de la mitología griega: grande y corpulento. De este Enrique Délano, que para siempre quedó como Poli Délano, se dice que ha escrito mucho y que es algo así como el Bukowski chileno; evidencias de ello pueden ser la presencia del trago en muchos de los relatos de este libro o el mini-recipiente –para guardar alcohol, claramente– que constituye un extremo del bastón que siempre va con él.

Por las calles del mundo (2009) es uno de los últimos libros del autor chileno, en el cual se narran historias ficticias que les suceden a personajes con rasgos de personas reales, los que muy probablemente son heredados de personajes reales, tangibles. El texto es en sí una de esas mescolanzas entre ficción y vida real que se condimentan con la materia prima que entregan a la sensibilidad artística los viajes y los lugares nuevos. Y sus relatos están, a su vez, basados en la multitud de trajines que el chileno hizo por varios países de los cinco continentes: México, donde vivió mucho tiempo, Suecia, un país con una gran concentración de exiliados chilenos debido al golpe militar, Unión Soviética, Nueva York, Japón, Kenya y su mismo país de nacimiento.

Quizás uno de los aspectos más peculiares del libro es que la línea narrativa de éste, con sus componentes, se fundamenta en la susceptibilidad de los recuerdos a partir de fogeos mentales inesperados: letras de tangos pegajosos y profundamente significantes o imágenes fuertes e imborrables que hacen aparecer súbitamente al lugar desde donde se partió o, más bien, desde donde todo partió hacia el personaje, siempre distinto, que narra en cada uno de los relatos y que te susurra hasta la estridencia “Chile, Chile, Chile, Chile”…

      Después de rigurosas revisiones del lugar para que nada malo fuera a ocurrir, cuando muy sonriente llegó el general Bolilla a la población Barrancas para ofrecer su discurso de Navidad (1973) y llevar a cabo la entrega de juguetes a los hijos de los trabajadores, su sonrisa de pronto se detuvo: en un amplio y pajizo campo árido se concentraban cientos de niños serios o atemorizados, pero silenciosos, sí. Por sobre sus cabezas, entre dos postes de madera, en letras disparejas e insolentemente rojas que resaltaban del fondo de un blanquecino lienzo de tocuyo, que a su vez contrastaba con el cielo muy azul de ese verano, se leía: «General Bolilla: no queremos juguetes: ¡Devuélvanos a nuestros padres!».

Así, leer Por las calles del mundo se convierte en un viaje en el que se conocen distinas costumbres y distintos paisajes urbanos o naturales, a pesar de no estar en los muchos lugares del texto; sin embargo, también se comparten experiencias de vida que, como dice el mismo autor en el prólogo, lo dejaron escribiendo estas historias hasta la actualidad. Se llega a aprender, por ejemplo, que si se quiere hacer un safari en Kenya hay que tomar siempre las precauciones pertinentes, que el exilio es el peor viaje obligatorio que puede existir o que la palabra “vodka” en ruso se pronuncia “vuodka”, con una “u” casi imperceptible.

Los lugares, las calles del mundo son la sustancia de esta colección de quince cuentos de viajes y aprendizajes. Pero también lo son, junto a esos espacios que Délano pisó, las congojas amorosas de un joven músico becado en el extranjero, la bravura de los mexicanos con pura sed de venganza, los accidentes imprevistos que vuelcan a quienes no los vivieron, las mujeres exóticas, las comidas que rinden honor al desparpajo o la gota de más que hace la diferencia entre estar simplemente alegre o sencillamente ebrio.

Agregar un comentario


  • Título:

  • Autor:

  • ISBN:

  • Precio:

    $

  • Stock:



MAGO Editores Merced Nº 22 Of. 403, Plaza Italia, Santiago, Chile | Tel/ Fax: (56-2) 26645523 – 26386605 | Correo electrónico: prensa@magoeditores.cl