Reseña de «Sátiro», Vicente Huidobro

Por  www.loqueleimos.com

Yo soy poeta y no quiero ser catástrofe

Sátiro o El poder de las palabras es una de las pocas novelas publicadas que podemos encontrar entre la vasta producción poética de Vicente Huidobro. Sin embargo, acceder a ella hasta hace algún tiempo no era tarea fácil, pues tras su publicación en 1939 cayó en un desconocimiento generalizado y se perdió entre los libros que llenan las estanterías de las bibliotecas. Afortunadamente, una reedición publicada el año recién pasado nos permite acercarnos a una de las facetas más desconocidas de unos de los poetas nacionales más emblemáticos.

La historia es simple. Bernardo Saguen, protagonista de esta novela, es un joven poeta que luego de una optimista caminata por la ciudad se siente agredido por una mujer que le grita en la calle la palabra «sátiro». Esta inocente expresión desencadena una serie de cavilaciones que van sumergiendo a nuestro protagonista en una misantropía cada vez mayor. Desde el optimismo primaveral y el goce por el cambio de estación, Bernardo Saguen pasará a refugiarse en sí mismo, a detestar a quienes lo rodean, rechazar cualquier contacto humano. Todos estos pensamientos llegan a nosotros en un relato en primera persona con un estilo que a ratos recuerda al Ayer de Juan Emar, influencia que se podría explicar por el contacto que tuvieron estos intelectuales a fines de la década del treinta (inclusive Emar en su novela Un año apunta a Huidobro como receptor de sus escritos).

Luego del incidente antes mencionado la vida de Bernardo transcurre con normalidad: conoce a una mujer, Laura, y cree enamorarse. Colecciona libros, obras de arte. Decide ser poeta –lo que le produce gran alegría y, por ende, le impide comenzar a escribir sus primeros versos– y salir de su casa, enfrentar la realidad. Pero sátiro, maldita palabra que lo persigue y atormenta. Palabra viva que fue enunciada al paso y que se albergó en su interior, que lo lleva a enajenarse y delirar.

¡Qué extraño animal es el hombre! Es imposible que una palabra pueda contener tal poder mágico, tal potencia de trastorno. Y, sin embargo… Parecemos ignorar que la palabra no es una cosa abstracta, ni es algo muerto. Las palabras viven, crecen, se desarrollan. Son extraordinariamente sensibles. La palabra se incorpora a nuestro organismo, y es un agregado vivo a nuestro ser, a nuestras células más finas, que son su campo de cultivo.

Huidobro en estas páginas caricaturiza al poeta y lo hace reflexionar sobre el quehacer del artista, la palabra, la muerte, temas todos que agobian a Bernardo Saguen y que, de seguro, también interesaban a Vicente Huidobro, que por esos años ya había vivido de cerca una guerra civil. Sátiro no es un viaje en paracaídas, ya no es Altazor, no es poesía. Esto es novela, es el poder de las palabras en su máxima expresión el que se manifiesta en estas páginas. ¿Por qué Huidobro, poeta por excelencia, decide incursionar en este género para construir un personaje tan particular como Bernardo Saguen? ¿Será acaso el fracaso del creacionismo –movimiento estético de vanguardia iniciado por el propio Huidobro allá por 1916 en París– el que se entremezcla con el humor en la narración de esta historia? Cierto o no, sin duda el resultado es positivo. Sátiro o El poder de las palabras es novela, pero es novela plagada de imágenes que sólo un poeta podría entregar.

Agregar un comentario


  • Título:

    Sátiro o El poder de las palabras

  • Autor:

    Vicente Huidobro

  • ISBN:

    978-956- 317-150-1

  • Precio:

    $11.000

  • Stock:

    10



MAGO Editores Merced Nº 22 Of. 403, Plaza Italia, Santiago, Chile | Tel/ Fax: (56-2) 26645523 – 26386605 | Correo electrónico: prensa@magoeditores.cl